Gratitude vivir, disfrutar, paciencia, calma, esperá, esperá


Print Friendly, PDF & Email

Luego de debatir donde tomar una merienda, y habiendo descartado a Süss y Suculenta, nos decidimos a probar ese lugarcito que está al lado de Orione.
El lugar es amplio, blanco, lleno de palabras que insinúan bajar un cambio, disfrutar la vida, amar, relajar.
Las mesas de la entrada estaban todas ocupadas, el día era agobiante, nos decidimos por una del salón, esperando también encontrarnos con un poco de aire acondicionado.
Pero no, no había, ni siquiera una brisa, y el ventilador de pie no funcionaba, o mejor dicho, funcionaba de a intervalos pero no girando, apuntando a un solo lugar que obviamente no era donde estábamos sentados.

Gratitude, disfrutar, sentir, calma, calor

Tardaron casi 30 minutos en acercarnos la carta, muchas opciones, muchas frases que llenan el alma, todo muy cool.

Ella se decidió por un “soy Vida” (Café con leche, tostadas de pan integral, queso crema, dulce y jugo de naranja), yo fui por un te frío (te verde con ananá confitado, jengibre y maracuyá), y un scon de queso


Gratitude, sentir, calma, esperar, aguardar

 

De vuelta a esperar, los minutos que con calor se hacen eternos
Por fin llegó, primero “el soy vida”, bien presentado, tres rebanadas de pan grueso, un tazón grande de café, queso crema, dulce y jugo de naranja (exprimido) en frasquito


Gratitude, esperar, calor, aguantá


Varios minutos más tarde llegó lo mío (tan difícil es sacar algo junto?), el scon servido en una coqueta paleta que recordaba a una de ping pong, y el té en un vaso alto con mucho hielo y rodajas de naranja (no recordaba que viniese con eso).
Me fije en una carta y mi té, que de té tenía  gusto a nada, el único gusto predominante era el otorgado por las rodajas de naranja. Faltaba el resto, no había indicios del jengibre, ni del  ananá confitado, y ni hablar de la maracuyá.


Gratitude, relajá, calma, ya está

Pedimos la cuenta, no podía con mi genio y pregunte si mi té era así,  y me dijo que sí, que el jengibre, ananá y maracucha estaban en el té y que venía con las rodajas de naranja.
No tenía ya ganas de discutir, solo de pagar y salir


Gratitude,  pagá y rajá

Mala experiencia desde el vamos, falta de aire un dia de alta temperatura, un ventilador que no giraba, un té sin gusto..
Rescatable el café, las tostadas, y el scon de queso

¿segundas oportunidades?
Quizás, pero  Gratitude no será mi primera opción a la hora de tomar una merienda, y más teniendo cerca a Süss, a Suculenta o a Orione.


Fede C

About Fede C

Blogger, cocinero amateur. Sibarita y bon vivant. Me gusta disfrutar de la buena comida, de la buena bebida y de la buena compañia. También escribo para Con la Panza llena, Me Pica el Bagre y ocasionalmente en algunos medios digitales del interior del pais.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*