4 Maneras de incorporar Amaranto a tus comidas


1. Servir  amaranto en lugar de arroz.
Usar 2.5 a 3 tazas de agua por 1 taza de amaranto.
Hervir a fuego lento en una olla tapada por aproximadamente 20 minutos.
Toda el agua debería absorberse, y los granos tienen que estar esponjosos cuando estén cocidos.

2. Usa amaranto para hacer galletas.
Las semillas de amaranto añaden una buena consistencia crujiente a las galletas.
El harina también se puede utilizar para hacer galletas sin gluten. Sólo se tendrá que sustituir el harina común con harina de amaranto cuando las prepares.
Esto afectará el sabor y producirá una galleta levemente más seca.
Para ayudar a neutralizar estos efectos, probar agregando manzana rallada a la receta.
Esto añadirá un poco de sabor y retendrá la humedad.

3. Agregar amaranto a las sopas o salsas.
La harina de amaranto puede ser añadida para espesar sopas o salsas, o se puede agregar cocido para dar sabor y textura.

4. Añadir amaranto molido a los licuados.
Esto elevará el valor nutricional del licuado mientras que le dará una textura más espesa y un sabor a nuez.


Fede C

About Fede C

Blogger, cocinero amateur. Sibarita y bon vivant. Me gusta disfrutar de la buena comida, de la buena bebida y de la buena compañia. También escribo para Con la Panza llena, Me Pica el Bagre y ocasionalmente en algunos medios digitales del interior del pais.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*